Hemos Introducido  a partir del 16 de marzo 2020 las sesiones  de Skype con todo el equipo.

Lo que hemos podido constatar con Skype:

  • Es mejor ponerse cascos, da más intimidad.
  • La relajación que se consigue y el trabajo es igual en cuanto al contenido y lo que se puede avanzar que la sesión presencial.
  • Se pierde el abrazo, la cercanía y los terapeutas lo suplimos con mayor presencia, hacemos una meditación por la mañana,  antes de las sesiones.
  • Para las personas que ya nos conocéis es muy fácil, al de 3  min te parece que ya estás en la consulta.

Podéis quedar una sesión  y así valorar si os ayuda, en el caso de que sigas prefiriendo presencial y optes por esperar, cuanta con que tu terapeuta tiene unas horas de llamada y puedes llamarle si necesitas.

Normalmente para  ansiedad , depresión, ataques de pánico, agorafobia,  que no están muy enquistados puede llevar de media unas 10 sesiones.

En esas primeras 3 sesiones la persona nota ya algún cambio, bien sea disminución de sus síntomas, mayor entendimiento del problema, mas tranquilidad, o más fuerza o recursos para enfrentarse a sus miedos. En el caso de no notar ninguna mejoría, proponemos otro profesional, otra técnica o medicación si  fuera  necesaria. 

Después  de las 3 primeras  sesiones  la frecuencia cambia a  a cada 15 días, otras 4 sesiones y después 1 vez al mes otras 3 sesiones.
En patología más grave  bien porque hay un trastorno de personalidad de base o por que la sintomatología lleva instaurada mucho tiempo sería de larga duración, seria el mismo ritmo pero disminuyendo la distancia entre   sesiones. De media son 20 sesiones.

 

Método  enfocado en el tratamiento del trauma y otras patologías asociadas como depresión y somatización. El método NUR intenta llegar al trauma más nuclear, a través de un estado  alterado de conciencia, atendiendo a las sensaciones corporales y buscando la integración de las diferentes partes individuales y sistémicas. 

El cerebro  se encarga de integrar las experiencias habituales, pero los sucesos traumáticos  desbordan y bloquean parte de esa capacidad integradora, fragmentando la unidad psíquica (percepción sensorial, emoción y pensamiento asociado). La hipótesis de NUR es que el mecanismo del trauma tal y como lo entiende P.Janet funciona igual en personas que simplemente han tenido experiencia negativas en la infancia, que  en mi opinión somos todos.

Esas experiencias  negativas bloquean partes de ti que te impiden ser tu mismo y los síntomas vienen a recordártelo. Es normal que quieras volver a ser tu mismo, pero la cabeza sola no puede encontrar la solución, necesita de la parte emocional y la corporal.

Se trata en definitiva de Conectar con el Origen del trauma,  integrando fragmentos de memoria traumática corporal, emocional y cognitiva. Transformando la  rigidez en flexibilidad, el caos en orden, acercándonos así a mayor equilibrio.

 

El método consta de tres fases: La primera fase comienza con una entrevista diagnóstica  donde se focaliza el objetivo  de la sesión a través de una preguntada basada en la solución y  atendiendo a la posición ocular. La segunda fase de profundización consiste en activar  un estado alterado de conciencia  para que se exprese la información traumática alojada en el cuerpo  y la tercera fase consiste en  la aplicación de siete  estrategias en las que se aborda cada sensación  corporal que ha emergido respecto al objetivo de la sesión, cada una de ellas nos lleva a reprocesar las  sensaciones del cuerpo, emociones y cogniciones asociados a los sucesos traumáticos.

Metodología:

En cada entrevista se realiza la misma metodología, la entrevista es la que marca el objetivo planteado en cada  sesión.

Fase 1. Entrevista :

Entrevista. Buscamos la información más nuclear, lo que está debajo del motivo de consulta a  través de una pregunta basada en la solución y un triángulo del equilibrio donde colocamos la información mental, emocional y corporal del motivo de consulta. Una vez encontrado el objetivo de la sesión precisamos con  el grado  de presencia  la parte del cuerpo que necesita de mayor integración respecto al objetivo de la sesión.  Se expresa así la parte el cuerpo que tiene los síntomas para poder  así entenderlos y disminuir o eliminarlos.

Fase 2. Estado Alterado de Conciencia:

Creamos un E.A.C  a través de localizar la mirada en la solución de la persona conseguimos que la persona llegue a un   estado de relajación  en el  que el  discurso mental disminuye. La técnica se hace en posición sentada, la persona  puede acceder a  informaciones  que conectan con movimientos corporales automáticos, sensaciones y lenguaje simbólico. Este estado se puede parecer a la meditación pero expresándose el cuerpo de manera  muy clara, lo nombramos E.A.C para poder en un futuro estudiar los mecanismos cerebrales que subyacen a este estado ya que el cuerpo  presenta  una activación y   movimientos diferentes a las terapias psicológicas que he estudiado.

Fase 3.Resolución.  Integración del nivel individual y sistémico :

En  esta fase se emplean siete estrategias diferentes dependiendo de la zona que se active a nivel corporal .Las siete estrategias son: Nivel  Sensoriomotor, Frases de Profundización, Rescate del niño interno, Carga sistémica, Integración de la sombra, Nivel metafórico, Nivel de Vacío. ( Mental, Emocional, Corporal).

Las siete estrategias nos ayudan a trabajar con la parte  traumatizada  que no resolvió la experiencia negativa y que sigue bloqueada.Hay informaciones que la persona  activa en la sesión sobre hechos traumáticos del sistema familiar que aparecen espontáneamente y ayudan a integrar información.

3.1. Nivel Sensoriomotor: 

Es el primer nivel de acceso  a la información y se trata  de seguir  el circuito de activación corporal que refiere el paciente. Para ello se le indica que cualquier sensación, imagen, micro movimiento tiene un sentido y se trata de que se pueda expresar. La persona comienza así a prestar atención a sus sensaciones corporales, el circuito está relacionado con el objetivo  planteado en la sesión.

3.2 Frases de Profundización:

Las partes que se activan en el cuerpo  después del estado alterado de conciencia correlacionan  con las emociones bloqueadas. Existe una frase relacionada con cada sensación corporal que ayuda a la persona a comenzar a entender lo que su cuerpo le quiere trasmitir. De esta manera la psico-educación de cada emoción se hace  en tiempo real sobre la misma experiencia.

3.3. Rescate del niño Interno:

La activación corporal es en la zona del estómago, a través de una técnica de búsqueda  en la línea de vida le inducimos a encontrar el momento traumático que originó esa sensación corporal. La creencia limitante que se instaló en ese momento sigue en el presente y a través de la activación de la parte adulta podemos ayudar a desbloquearla. De esta manera la experiencia negativa se pasa a pasado y deja de interferir en la vida diaria.

3.4. Carga Sistémica:

La activación corporal está localizada encima de los hombros, el paciente  lo refiere  como un peso, una carga en los hombros. Se  trata de que pueda devolver la carga al sistema familiar, se hace a través de un ejercicio de devolución de la carga a quien corresponde. La posición ocular cambia al devolverse la carga y de mirar abajo pasa a poder mirar al frente con lo aumenta la capacidad de afrontamiento para la vida diaria.

3.5. Integración de la Sombra.

La activación corporal es en el pecho se hace el ejercicio de integrar partes de nosotros  que rechazamos. Se pregunta por lo que originó ese dolor y se traslada a un lenguaje simbólico. La cualidad que el paciente asocia a esa parte simbólica  representa  lo que no ha  integrado de si mismo y se trata de verlo para así poder aceparlo. 

3.6 Nivel Metafórico:

En este nivel la activación corporal es menor, el cerebro actúa como si soñara, es así que el propio cerebro encuentra una propuesta de solución simbólica para el trauma. De esta manera no retraumatizamos, la persona pasa por la experiencia dolorosa para dejarla en pasado y se enfrenta por ejemplo a un tsunami como metáfora del abuso.

3.7. Vacío

– Vacío Mental: La sensación de presión o tensión surge de cualquier parte de la cabeza. Se hace una búsqueda a través del  punto ocular de lo que originó esa sensación  y se trata de integrar la información que llega.

– Vacío  Emocional: La sensación corporal  de tensión o presión se origina en el pecho y se hace una estrategia de integración de partes emocionales.

– Vacío Corporal: La sensación es de frío, parálisis,  por todo el cuerpo  o de alguna parte y hay tres estrategias para traspasar la sensación de inmovilización que creemos tiene que ver con la teoría * Polivagal de Porges ( shutdown). 

En esta última fase de resolución  cuando el paciente puede dar sentido a lo que ha vivido y  él mismo hace una reestructuración cognitiva. En ella los síntomas encuentran un sentido,  se consigue un mayor  equilibrio global de la persona, disminuyendo el sufrimiento.