Las dudas cuando hacemos MCI, la técnica de hipnosis.

Como son los movimientos, que plano se toca si a nivel del lóbulo frontal activamos cosas distintas que cuando tocamos el plano más parietal y temporal.

Podemos dar una teoría y sería una teoría. Nuestra labor es investigar más para poder explicar lo que hacemos cada día, pero ha día de hoy sabemos qué funciona y no tanto los mecanismos.

Hay mucho desconocimiento sobre el funcionamiento del cerebro. Simplemente se trata de experimentarlo para comprenderlo.

Una larga tarea, pero indispensable.

Las experiencias son heredadas a través de ADN

Se ha descubierto recientemente que las experiencias que viven nuestros antepasados son heredadas a través del ADN.

Según la investigación de un par de biólogos canadienses, las historias de vida (hábitos, estados emocionales, traumas psicológicos) de nuestros descendientes modifican y otorgan a nuestro material genético un grado extra de precisión.

Desde la década de los 70, los genetistas saben que el núcleo de las células utiliza un componente estructural de las moléculas orgánicas, el metilo, para saber qué piezas de información hacen qué –por decirlo así, el metilo ayuda a la célula a decidir si será una célula del corazón, del hígado o una neurona. El grupo metilo opera cerca del código genético, pero no es parte de él. Al campo de la biología que estudia estas relaciones se le llama epigenética, pues a pesar de que se estudian fenómenos genéticos, estos ocurren propiamente alrededor del ADN.

feto1

Los científicos creían que los cambios epigenéticos se producían sólo durante la etapa del desarrollo fetal, pero posteriores estudios demostraron que de hecho algunos cambios en el ADN adulto podían resultar en ciertos tipos de cáncer. En ocasiones los grupos metilo se ajustan al ADN debido a cambios en la dieta o a la exposición a ciertas sustancias; sin embargo, el verdadero descubrimiento comenzó cuando Randy Jirtle de la Universidad de Duke demostró que estos cambios podían ser transmitidos de generación en generación.

Según este nuevo enfoque, las experiencias traumáticas de nuestro pasado así como las de nuestros ancestros inmediatos dejan una suerte de heridas moleculares adheridas a nuestro ADN. Cada raza y cada pueblo, así, llevaría inscrito en su código genético la historia de su cultura: los judíos y la Shoah, los chinos y la Revolución Cultural, los rusos y los GULAG, los inmigrantes africanos cuyos padres fueron perseguidos en el sur de Estados Unidos, o bien una infancia de maltratos y padres abusivos –todas las historias que podamos imaginar están influídas por nuestros antecesores.

Desde este punto de vista, las experiencias de nuestros ancestros modelan nuestra propia experiencia de mundo no solamente a través de la herencia cultural sino a través de la herencia genética. El ADN no cambia propiamente, pero las tendencias psicológicas y de comportamiento se heredan: así, puede que no sólo tengas los ojos de tu abuelo, sino también su mal carácter y su tendencia a la depresión.

Así como la magia y las terapias psicodramáticas afirman que para curar a una persona es preciso revisar su árbol genealógico, la genética actual comienza a abrirse paso en un nuevo campo que podría hacer que las “maldiciones familiares” sean cosa del pasado.

Edgar Mendizabal
Conseiller en Descodificacion Biologica.

Mas información en: http://memoriaemocional.com/las-experiencias-de-nuestros-antepasados-se-heredan-a-traves-del-adn/

Curiosidades de este mundo

Dos pacientes con un trauma en la infancia, metafóricamente han sacado la misma imagen.

Esta imagen mental la viven como dos placas que se rompieron y se quieren juntar. Al vivir la experiencia de haber estado escindido en dos partes, lo viven con sufrimiento.

Después, uno con fuego comienza a experimentar como se sueldan las placas. El otro paciente sintió un acercamiento de las placas  y sensación corporal de amplitud en el tórax.

La imagen que ambos tenían en la mente, que les ocasionaba ese trauma es la siguiente:

IMG-20150204-WA0024

Movimientos MCI

Los movimientos de cabeza con MCI es la puerta de acceso a la parte del self (de uno mismo), a la parte interna y es una manera muy potente de entrada.

Para hacer bien la técnica MCI es necesario olvidarse de uno mismo, dejar de lado nuestros pensamientos y centrarse en el otro .

Dejarse fluir por  el movimiento, ir primero donde hay  flexibilidad, al movimiento que es ” fácil” para llevarle allí donde no puede ir o donde esta rígido.

Al realizar estos movimientos de cabeza se puede hacer en silencio o con mensajes que te sugieran los movimientos y el ” sentir” que tienes con el paciente.

1351217417125

Cómo quitar el miedo a hacer la técnica MCI. Los movimientos de CABEZA

Sólo pon la intención, pon la mirada amplia. Confía.

Imagina que tomas una actitud de ensimismamiento, intentar vaciarte de ti, ponerte lo más neutro que puedas. Accedes a un estado de relajación mayor, respira no intentes buscar nada demasiado extraño, salen cosas normales. Estarte más tiempo haciendo los movimientos de cabeza, vuela un poco más con el paciente y así le permites volar a él.

Al principio de la conexión disociar la  mente consciente arriba, al techo. Sería un poco Ericksoniano: si te relajas bien, si no, también, no le das opción a ” fracasar” porque todo está bien.

Probar primero a hacer MCI con personas de tu entorno, que te den confianza y que te cuenten como se sienten, esta puede ser una manera de perder el miedo. Otra forma es que al final de la sesión que hagas normalmente  le digas que le vas a hacer una relajación y comiences a practicar 5 minutos MCI, al final de lo que tú hagas que ya te funciona.

Es bueno para ti hacerlo, tómatelo como que te regalas un ratito para ti.

De todas maneras el 16 de enero que es el siguiente curso de NUR quien quiera podrá practicarlo.

Un espacio donde…

Es un espacio donde poder plantear las dudas que surgen a los psicólogos y terapeutas más habitualmente en la práctica del  Método NUR.

Será un lugar donde poder expresar e intentar responder las dudas metodológicas que surjan, teniendo en cuenta que cada personas es única y necesitaremos  un enfoque único para cada persona. El método no es más que un guión que funciona, que resuelve y llega allá donde la persona necesite ser guiada y acompañada. Ese guión ha surgido de integrar técnicas muy potentes en sí mismas con el propósito de hacerlo de forma más rápida  que cada técnica por individual y de forma a la vez sutil y profunda.

Una de las características mas personales de NUR es el hecho de que según estamos preparados y traspasamos nuestros miedos y  bloqueos como terapeutas es cuando más podremos trabajar desde la PRESENCIA  que necesita un terapeuta NUR.