A veces la persona no sabe ni que esta disociada, una de las cosas que suelen indicar disociación, es cuando no recuerdan nada o poco de su infancia.

Tienen lagunas de ciertos momentos de Su vida…

Para confirmarlo si crees que esta “out”. Puede ser este tipo de preguntas.

Si un 100% sería estar totalmente presente como de presente estas ahora? Te Dicen un 20%, un 30%. Les propones, te gustaría estar más, subir un %. Si Dicen que sí;

1- quiero que imagines un círculo alrededor  tuyo, puedes hacerlo físicamente, con las sillas u otros objetos. Observa el círculo y los objetos y mira si hay algo que no te gusta, quítalo. (Si no puede, lo quitas tu).

– elige un objeto y obsérvalo, mira su permanencia. Mira hacia otro lado y date cuenta que cuando vuelves a mirar está ahí.

– elige otro objeto y no solo lo Veas, míralo.

– le preguntas como va, si es suficiente y ha vuelto, ya puedes pasar a la fase de Inducción con la intención que venga.

– si no está presente puedes seguir proponiéndole un juego. “voy a mover una cosa de sitio, es mi turno. Lo haces. Y luego, te toca a ti. Que lo haga. (Puede Ser esconder algo, levantarlo, moverlo…).

Estos ejercicios para personas disociadas son muy poderosos y absurdamente simples. Es como si trabajáramos con su parte más primitiva, más reptil y así podemos pasar a otros cerebros más límbicos. Una vez que están “presentes”.

Si os parece útil en otro momento podría comentaros como trabajar en la inducción, en las siguientes fases.

En la fase de entrevista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *