Sólo pon la intención, pon la mirada amplia. Confía.

Imagina que tomas una actitud de ensimismamiento, intentar vaciarte de ti, ponerte lo más neutro que puedas. Accedes a un estado de relajación mayor, respira no intentes buscar nada demasiado extraño, salen cosas normales. Estarte más tiempo haciendo los movimientos de cabeza, vuela un poco más con el paciente y así le permites volar a él.

Al principio de la conexión disociar la  mente consciente arriba, al techo. Sería un poco Ericksoniano: si te relajas bien, si no, también, no le das opción a ” fracasar” porque todo está bien.

Probar primero a hacer MCI con personas de tu entorno, que te den confianza y que te cuenten como se sienten, esta puede ser una manera de perder el miedo. Otra forma es que al final de la sesión que hagas normalmente  le digas que le vas a hacer una relajación y comiences a practicar 5 minutos MCI, al final de lo que tú hagas que ya te funciona.

Es bueno para ti hacerlo, tómatelo como que te regalas un ratito para ti.

De todas maneras el 16 de enero que es el siguiente curso de NUR quien quiera podrá practicarlo.

Cómo quitar el miedo a hacer la técnica MCI. Los movimientos de CABEZA